En 1730 Alfonso establece contacto con los pastores de la sierra, los más abandonados. Entonces comienza a pensar en reunir un grupo de misioneros. En 1732, el 9 de noviembre, es fundada la Congregación de los misioneros redentoristas, con el nombre de ‘Congregación del Santísimo Salvador’.

En 1773 se suprime la Compañía de Jesús y se ofrece a Alfonso el templo del Gesù, en Roma, ¿razones que da para rechazarlo? Por su concepto de la pobreza; aceptándolo se apartaría del fin de la Congregación. Además, apreciaba tanto a los jesuitas que también por ese motivo no lo aceptó.

¿Por qué se dice que en el siglo XIX la Congregación logra sus mejores triunfos? Porque a partir de 1800 la Congregación comienza a extenderse rápidamente por Europa y América, hasta abarcar en el mismo siglo los cinco continentes.

¿Figura de la expansión de la Congregación en el siglo XIX? San Clemente María Hofbauer, austriaco. El mismo año de la muerte de Alfonso, 1787, funda el primer convento redentorista fuera de Italia, en Varsovia.

Si quieres saber más sobre nuestra historia, visita nuestro portal mundial.
Da click sobre la imagen.

El padre general redentorista, Matías Raus, recibe en 1895 la solicitud de una fundación en Querétaro, enviada por el canónigo Figueroa. Motivo de la petición de Figueroa: saber que en Río de Janeiro los holandeses habían fundado en 1893 y los alemanes en Sâo Paulo en 1894. El 14 de noviembre de 1895 escribe a Antonio Jenger, superior de la misión del Pacífico en América del Sur para decirle que considere la posibilidad de fundar en Querétaro, trayendo personal de los países que ya lo tenían, Colombia, Ecuador, Perú y Chile.

Llegaron el 5 de junio de 1908. Eran doce; siete sacerdotes y cinco hermanos religiosos. Predicaron en varios lugares del estado de Veracruz, por ejemplo San Andrés Tuxtla, que tenía 12,000 habitantes, y Catemaco. Fueron casi sesenta días de misión. Luego ocuparon sus casas, La Pastora en Veracruz y Cuernavaca. La persecución religiosa (1926) no desanimó a los misioneros. Ellos, escondidos y disfrazados, continuaron predicando entre los pobres, buscando a los más alejados del culto ordinario. La presencia redentorista se había extendido a Torreón, Pachuca y San Luis Potosí.

Escribir el pasado no es solo un bello pasatiempo, o un estudio interesante, es conocer lo que hemos sido para explicarnos lo que somos y así clarificar los caminos de lo que seremos o lo que queremos ser, nuestros retos-sueños.

P. Fredy Castañeda Zamora, C.Ss.R.

La Congregación del Santísimo Redentor en tierras mexicanas fue fundada por la provincia de Madrid en el año de 1908. Gracias a las inquietudes de algunos ilustres personajes –como el Cango. Francisco Figueroa, el P. Joaquín Araoz y los Obispos Francisco Plancarte y Francisco Orozco, quienes, tiempo atrás, pedían Redentoristas en tierras mexicanas– en esa feliz fecha, 08 de marzo de 1908, verían su sueño hecho realidad.

Enviados por el P. Otmaro Allet, en aquel entonces provincial redentorista de Madrid, arribaron los PP. Pedro Pérez Fuertes y Baldomero del Pozo Presa a las costas de Veracruz. Y ya para el año 1910, existían tres residencias: Veracruz (Templo de “La Pastora”), Cuernavaca (Templo de “Nuestra Señora de Guadalupe”) y Ciudad de México (Templo de “La Santísima Trinidad”).

Y al poco tiempo de la fundación, tres meses solamente, con la llegada de otros doce misioneros redentoristas, dan comienzo las múltiples misiones predicadas a lo largo y ancho de la República Mexicana, la primera de ellas en San Andrés Tuxtla, Veracruz, que comienza el 11 de junio de 1908.

El 2 de febrero de 1966, el P. Guillermo Gaudreau, superior general, erige por decreto la Provincia de México, es la número 36. A partir de entonces, se tienen los siguientes acontecimientos: En 1970 la parroquia del Santísimo Redentor de la Ciudad de México se constituye Casa provincial. Las últimas bendiciones se dan a las siguientes fundaciones con sus respectivas iglesias: Ciudad Obregón (Templo de Fátima) y Guadalajara (Templo del Santísimo Redentor) en 1970; Irapuato (templo de Santa Anita) en 1973. En 1990, como respuesta extraordinaria al XX Capítulo General, se funda una nueva comunidad en la Sierra Tarahumara, Carichí, Chihuahua, asumiendo la parroquia de la Sagrada Familia durante 25 años hasta el 2015, que se entregó a la Diócesis.

También se tuvo la experiencia de un Teologado Interprovincial a partir de 1982, en el cual se involucraron unidades de América Latina (las unidades que participaron en el proyecto fueron: México, Centroamérica, Venezuela, Colombia, Ecuador y Puerto Rico). Después de muchos altibajos, se cerró en el 2003.