A la Fundación Redentorista de México

Diácono Moisés Mosqueda Ventura, CSsR.
Provincia de México

Tierras mexicanas por tantos suspiradas
En tus valles hay fragor de esperanza,
Manantiales de fe
Y hombres de templanza.

¿Qué hay en tus tierras
que provoca tanto suspiro?
¿Qué hechizos tiene tu pueblo
que dejan pasmado
de encanto al extranjero?

¡Oh tierra bendita de dulces suspiros!
De la que han exclamado los soberanos
Y artistas como Albinoni:
¡Non Fecit Taliter
Omni Nationi!

Por ti, dichoso pueblo,
Han caminado pies santos
Que alegremente desgastan sus pies,
Echando de menos los quebrantos.

A ti han venido ya los doce apóstoles
De la Nueva España
Quienes con ahínco
Han proclamado la palabra esperanza.

Tu nombre ha sido susurrado
por grandes santos:
Juan de la Cruz, Teresa de Ávila,
entre otros tantos.
Hasta el gran Alfonso de Ligorio
En su disertación moral
Se gloría de tus encantos.

¡Quién pensaría que algún día
Sus hijos pisarían aqueste suelo
Trayendo desde lejos
Esperanza, libertad y un gran consuelo!

Fecha bendita por tantos esperada
Que provocas un gran alborozo
Pues llegan dos de sus Hijos:
Pedro Pérez y Baldomero del Pozo.

Llegan al puerto de Veracruz
con sus valijas llenas de anhelos, de sueños y esperanza.
Jamás imaginaron que en estas tierras
La Congregación gloriosa será motivo de bienaventuranza.

Alabamos la memoria
de estos hombres llenos de valor,
Que supieron forjar desde sus vidas
Caminos de alegría en el amor.
Canten todos solemnemente
El Te Deum victorioso
Anunciando que en México

Vive la familia de Alfonso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *